MARCELA

Marcela era mi bisabuela, yo no la conocí, pero siempre que iba a casa de mi abuela miraba la foto que guardaba en el salón y me parecían tan iguales que me costaba creer como podían parecerse tanto dos personas.


Cuando murió mi abuela mi padre me enseñó una foto de carnet cuando era muy joven ella y me sorprendí muchísimo al reconocerme en su rostro.


Marcela es el punto de conexión y de visión en una línea infinita, del ciclo y la revelación.

C

Línea, Luna y Ciclo.

Con esta forma agradezco a mi padre, para los o las que ya lo sabéis mi representante, que fue quien me hizo ver realmente la cantidad de residuo que generaba al recortar. En el estudio recortaba y tiraba los restos, pero en esta visita a casa de mis padres fue donde empezó todo, en vez de tirarlo lo acumulé en la mesa y ahí mi padre me hizo ver o pensar que eso no estaba del todo bien o por lo menos a mí me lo pareció.

Cuando empecé a trabajar con el papel no producía mucho, los comienzos son así, pero han ido pasando los años y la verdad que gracias a todos y todas que queréis tener algo de papel con vosotr@s Marcela Luna también ha salido a la luz, porque con cada pieza hay un resto y con ello todo lo que quiero mostraros con este nuevo proyecto.

Os agradezco de verdad, no solo a mi padre, que hayáis hecho posible todo esto.

Luna

Luna es el recuerdo de cuando era pequeña y mi madre me llevaba a dormir a casa de mi abuela mientras cantaba una canción sobre la luna y juntas la mirábamos.

Luna como cuidado, como sanación y como lugar en el que aferrarme al ciclo.

Todo esto que os traigo empezó en Zamora, donde más me he acordado de la canción de mi madre, dónde más grande y cerca he visto la luna.
0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito esta vacío Volver a tienda